Evolución de la visión del color en primates

Plantilla:Wikimix

Babuino

La evolución de la visión del color en los primates es única en comparación con la mayoría de los mamíferos eutherianos. Un ancestro vertebrado remoto de primates poseía tetracromacia,[1] pero los ancestros mamíferos nocturnos, de sangre caliente, perdieron dos de los cuatro conos en la retina en el momento de los dinosaurios. Por lo tanto, la mayoría de los peces, reptiles y aves teleósteos son tetracromáticos, mientras que la mayoría de los mamíferos son estrictamente dicromáticos, con la excepción de algunos primates y marsupiales,[2] que son tricromáticos y muchos mamíferos marinos, que son monocromos.

Los primates logran tricromacia a través de fotorreceptores de color (células de cono), con picos espectrales en las longitudes de onda violeta (onda corta, S), verde (onda media, M) y amarillo- verde (onda larga, L). La Opsina es el fotopigmento primario en los ojos de los primates, y la secuencia de las proteínas opsina de un organismo determina la sensibilidad espectral de sus células cónicas. Sin embargo, no todos los primates son capaces de tricromacia. Las catarrinas (monos y simios del Viejo Mundo) son tricromatos de rutina, lo que significa que tanto los machos como las hembras poseen tres opsinas (pigmentos) sensibles a las longitudes de onda cortas, medias y largas.[3] En casi todas las especies de ornitorrincos (monos del Nuevo Mundo) los machos y las hembras homocigóticas son dicromatos, mientras que las hembras heterocigotas son tricromatos, una condición conocida como tricromacia alélica o polimórfica. Entre las platyrrhines, las excepciones son Alouatta (tricromatos consistentes) y Aotus (monocromos consistentes).[4][5]

  1. Jacobs, GH (2009). "Evolución de la visión del color en mamíferos". Phil Trans. R. Soc. B. 364 (1531): 2957–2967. doi: 10.1098 / rstb.2009.0039. PMC 2781854. PMID 19720656.
  2. Arrese, CA; Runham, P. B; et al. (2005) "Topografía de cono y sensibilidad espectral en dos marsupiales potencialmente tricromáticos, el quokka (Setonix brachyurus) y quenda (Isoodon obesulus)". Proc. Biol. Sci. 272 (1565): 791–796. doi: 10.1098 / rspb.2004.3009. PMC 1599861. PMID 15888411.
  3. Weiner, Irving B. (2003). Manual de Psicología, Psicología Biológica. John Wiley & Sons. pag. 64. ISBN 978-0-471-38403-8. Consultado el 19 de enero de 2015. Unas 90 especies de primates catarrinos...
  4. Surridge, AK; D. Osorio (2003). "Evolución y selección de visión tricromática en primates". Tendencias Ecol. Evol. 18 (4): 198-205. doi: 10.1016 / S0169-5347 (03) 00012-0.
  5. Backhaus, Werner GK; Kliegl, Reinhold; Werner, John S. (1 de enero de 1998). Visión del color: Perspectivas de diferentes disciplinas. Walter de Gruyter. pag. 89. ISBN 978-3-11-080698-4. Consultado el 19 de enero de 2015.